Title Image

julio 2014

El control externo de Alimentos de Palencia : la garantía de calidad

  •   En 2001, la Institución Provincial puso en marcha el Programa Alimentos de Palencia, y en 2005 creó el Club de Calidad Alimentos de Palencia, que se rige por el Reglamento del 22 de octubre de 2008.
  •  En dicho Reglamento se especifica que debe existir un organismo de control externo para controlar y garantizar la calidad de los productos de Alimentos de Palencia, y en este caso esa labor la gestiona el Centro tecnológico de Cereal, CETECE.
  •  El Cetece realiza labores de información y asistencia técnica a empresas agroalimentarias para la presentación de las correspondientes solicitudes de participación, así como de la comprobación de los requisitos regulados en el Reglamento, a través de las auditorías correspondientes.
  •  Anualmente el organismo de control externo revisa unas 20 ó 25 empresas al año y cuando la empresa cumple tres años en la Marca Alimentos de Palencia, el Cetece realiza una revisión completa de la misma.

Palencia, 19 de julio de 2014

La marca Alimentos de Palencia es conocida por muchos; los buenos productos que existen bajo esta marca y las empresas que forman parte del Club de Calidad empiezan a ser ya imprescindibles en muchas listas de la compra y quizá son muchos también los que ya han tenido la oportunidad de degustar los magníficos productos que ofrece. Pero quizás, lo más desconocido por todos sea lo que hay detrás de este sello de calidad, el funcionamiento y el control continuo que desde la Diputación de Palencia realizan, a través del CETECE, de los productos que se encuentran bajo el paraguas de Alimentos de Palencia, porque es un paso imprescindible para que el producto llegue con todas las garantías de calidad al consumidor. “ El papel que realizan desde el Cetece es imprescindible para la Marca Alimentos de Palencia porque son ellos los que realizan una trabajo continuo de control de la calidad y los que ofrecen información constante a los productores en todo aquello que estos soliciten y que esté relacionado con los requisitos que han de cumplir para pertenecer al Club de Calidad”, señaló la diputada de Desarrollo Provincial, Ana María Asenjo.

Fue en el año 2001, cuando la Institución Provincial puso en marcha el Programa de Alimentos de Palencia – con el Club de Calidad-, con el objetivo de promocionar y fortalecer la industria agroalimentaria palentina como uno de los principales motores del desarrollo rural, al estar vinculada a la producción agraria y agrícola y ganadera, y especialmente a las pequeñas industrias artesanales que se ubican en los pueblos de la provincia. Se pretendía así contribuir a mejorar la imagen de Palencia como provincia productora de alimentos de calidad.

En el 2005 se creó el Club de Calidad Alimentos de Palencia de Palencia, rigiéndose su funcionamiento por el Reglamento de Uso de la Marca ‘Alimentos de Palencia’ (BOP de 11 de junio de 2005) y tres años más tarde, se aprobó un nuevo reglamento que modificaba el anterior, entraba en funcionamiento el Reglamento de Uso de la Marca Alimentos de Palencia Club de Calidad (BOP de 22 de octubre de 2008). En este reglamento se especifica que los productores pertenecientes a la Marca agrupan los productos en dos categorías: Alimentos de Palencia Banda Azul y Alimentos de Palencia Banda Oro. Para garantizar la calidad de determinados productos alimentarios que se produzcan y elaboren en el territorio de la provincia; y para garantizar la calidad de los establecimientos hosteleros y de comercio minorista de alimentación que utilicen o vendan esos productos, el reglamento establece que debe existir un organismo de control externo para controlar y garantizar la calidad de los productos de Alimentos de Palencia y es ahí, donde entra en escena el Centro tecnológico de Cereales, CETECE, empresa que está especializada en industria alimentaria y que a lo largo de estos años se ha convertido en un referente de las empresas de transformación y cuya sede está en Palencia por lo que es una ventaja para el trabajo de control y supervisión, contratado por la Diputación .

El órgano de control externo realiza así labores de información y asistencia técnica a empresas agroalimentarias para la presentación de las correspondientes solicitudes de participación, así como de la comprobación de los requisitos regulados en el Reglamento, a través de las auditorías correspondientes. “ Es importante que exista juez y parte y es ahí donde entra el Cetece porque es necesario que existan una entidad que controle la marca externamente ”, apuntó Javier Labarga del Cetece.

Es importante además, destacar el perfil del equipo humano que el Cetece destina a este programa de control externo de la Marca Alimentos de Palencia porque en su mayoría son universitarios y prácticamente la mayoría se han formado en el Campus de Palencia por también ayuda a que jóvenes universitarios palentinos tengan un puesto de trabajo. El equipo del Cetece también está desarrollando I+D de los productos de la Marca Alimentos de Palencia por lo que la provincia está aportando innovación a través de alimentos de Palencia.

Las empresas del Club de Calidad Alimentos de Palencia solicitan el reconocimiento de la Banda azul- aquel que demostrado su calidad obtiene resultados, tiene buena imagen empresarial y satisface las expectativas de sus clientes o consumidores- o de la Banda Dorada – se plantea como un referente hacia las empresas enmarcadas como banda azul como distinción a aquellas que tienen reconocida la calidad o singularidad de sus productos- y es el Cetece el que realiza visitas a las empresas para comprobar si cumple con los requisitos y posteriormente es la Mesa de Decisión de la Marca la que decide la inclusión o no del producto en una de las dos categorías. “El Cetece propone y la Mesa es que la decide; además nosotros revisamos la documentación de todas las empresas del Club de Calidad cada tres años y les informamos por ejemplo, si tienen el registro sanitario vencido…, lo que se pretende es que las empresas que forman parte del Club de Calidad Alimentos de Palencia estén al día y con todos los requisitos cubiertos”, explica Labarga.

Y es que para que un producto sea catalogado como banda Azul o Banda Dorada o para que un establecimiento de hostelería o comercio minorista solicite el uso de la Marca, deberán cumplir una serie de requisitos básicos. Los productos requerirán: registro de industrias agrarias, registro general sanitario de alimentos, censo de actividades, licencia ambiental, apoderamiento del representantes, certificado que acredite la titularidad de la empresa y varias memorias, entre otra documentación… Mientras que los establecimientos de hostelería y el comercio minorista: autorización sanitaria de funcionamientos; censo de actividades, licencia de apertura o el certificado que acredite la titularidad de la empresa, entre otros. Una vez presentada esta información, el Cetece la revisa y lleva a cabo actividades de verificación, como visitas a la empresa para comprobar la veracidad de los datos aportados y el cumplimiento de los compromisos de uso; y la elaboración tras la visita de una informe para su evaluación; evaluación que desarrolla una Comisión de Decisión de la Marca, formada por el diputado del área de fomento; diputado delegado, jefe de servicio, un representante de las empresas productoras; una representante de los establecimientos de comercio minorista de alimentación; de los establecimientos de hostelería; de las organizaciones de consumidores y un representante del organismo de control externo, que actuará como secretario, con voz pero sin voto.

Anualmente el Cetece revisa unas 20 ó 25 empresas, distribuidas en sectores: cárnico, lácteo, harinas y dulces y el sector de las conservas. “ Prácticamente el 98 % de las empresas son cumplidoras con los requisitos que se les marca en el Reglamento y si alguna durante estos años se ha dado de baja ha sido por cierre del negocio, por lo que no se ha excluido nunca a nadie por incumplimiento ”, apuntó el representante del Cetece, quien recordó que “ pertenecer hoy en día al Club de Calidad Alimentos de Palencia es un valor añadido importante, y en muchas provincias ya se conoce a la perfección la marca”.